¿Por qué tenemos miedo? 

Hace 3 años dejé mi trabajo estable como educadora social y con un sueldo de 2000€ mensuales. Cagada de miedo, por creencias limitantes, entré al despacho de mi directora, y le lancé mi decisión.

Una vez lo comuniqué, el mundo siguió su curso y yo me liberé. Me sentí feliz y orgullosa de mí misma. Pude traspasar mis creencias limitantes, y con ello mi miedo. Lloré de alegría cuando se lo comuniqué a mis compañeros. El miedo me conectó con mi objetivo y deseo de dejar mi trabajo y me impulsó al cambio. En definitiva, me hizo pasar a la acción y me activó para tomar decisiones importantes en mi vida. 

El miedo nos ayuda a sobrevivir y a tomar decisiones delante de un peligro ya que nos pone en alerta. Sin el miedo seríamos muy temerarios y pondríamos en peligro nuestra vida. La prudencia es una actitud sana para gestionar el miedo porque es un equilibrio entre la temeridad y la paralización que puede producir el miedo.

En conclusión, el miedo nos guía hacía retos que debemos afrontar para nuestra completitud. 

Y a ti, ¿el miedo te paraliza o te hace pasar a la acción?

Susana Sanchis¿Por qué tenemos miedo? 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *