Escucharte sin olvidarme de mí

En la vida todo son relaciones, empezando por la relación con uno mismo y siguiendo por las que tenemos con los demás y nuestro entorno, vamos, lo que se conoce como relaciones sociales. Desde que estamos en la barriguita de nuestra madre, ya estamos en relación: con uno mismo, con nuestra madre y con todo el líquido amniótico que nos rodea. Por esto creo que somos relación y necesitamos relacionarnos. Casi me atrevo a decir que el ser humano, en general, es el único ser que necesita estar en relación, ya que somos seres sociales. Y de aquí que la escucha, para mí, sea tan importante.

La escucha y confianza en uno mismo y en los demás es la clave para una buena relación y entendimiento. Qué importante es en nuestras vidas y, a veces, que olvidado esta ¿verdad?

 

La escucha interna (la escucha hacia uno mismo) nos da pistas de cómo estamos y que necesitamos, de ahí la importancia de aprender a escuchar los mensajes de nuestro cuerpo. Además, nos acompaña a sentir nuestra intuición para tomar decisiones y a confiar para pasar a la acción.

La escucha externa (la escucha hacia los demás) nos ayuda a tener y llevar una buena relación y entendimiento con los demás. Escuchar al otro es importante para identificar cómo está la persona en ese momento.

En mis terapias, mi escucha interna es conectar conmigo misma y respetar hasta dónde puedo dar y estar para acompañarte. Mi escucha externa va más allá de mirarte. Es profunda y con una mirada que la hago desde el corazón, poniendo los cinco sentidos para acompañarte hacía tu estado de bienestar. Escucharte sin olvidarme de mí.

 

Y tú, ¿cómo llevas esto de la escucha interna y externa en tu día a día?, ¿Tienes algún truco que te ayude? ¡¡Cuéntame!!

Susana SanchisEscucharte sin olvidarme de mí

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *