¿Quién es ese hombre?

Conocer a Luís Carbajal, uno de los referentes en Trabajo Corporal  Integrativo desde 1999 en Barcelona,  y conocer su trabajo con el cuerpo para mí es un regalo.

Me da presencia y seguridad corporal, y sobretodo obertura a emociones estancadas en mi cuerpo. El trabajo Corporal Integrativo que ofrece Luis, es un trabajo creativo, bello y con mucha ternura que nos ayuda y acompaña para conocer y conectar con el cuerpo de una manera amable, consciente y plena.

Estas palabras se las dediqué a Luis Carbajal hace un año. Él ha sido un referente para mí en el mundo de la Gestalt y cuerpo.

 

Mi historia con Luis. Realizando mi primer curso de Gestalt, tuve mi primer contacto con el cuerpo de la mano de Cristina Dicuzzo, (que la energía universal te acompañe). A través de ella, me llegó el nombre de Luis, en aquel entonces, tutores los dos del postgrado TCI, trabajo corporal integrativo, inefc Barcelona.

Me puse en contacto con Luis, sin saber que lo conocería a lo largo de la Gestalt. Me encantó todo lo que me contó sobre su formación. Me entusiasme mucho cuando supe, que durante 2º y 3º de Gestalt lo iba a tener, ¡¡qué ganas de seguir trabajando con el cuerpo!!

Me planteé empezar a la vez que cursaba Gestalt, su formación, pero conociéndome y después de pensarlo bien, esperé a finalizar la Gestalt, para luego seguir con su postgrado. Las dos formaciones a la vez, era demasiado para mi “body”, pues mi intención era conocerme y profundizar.

Mi primera sesión con Luis en una de sus clases abiertas de trabajo corporal de los jueves, estaba tan emocionada de poder ir, que llegué media hora antes, y quien bien me conoce, sabe que no brillo por mi puntualidad, Luis se rio y me ofreció su sala para esperarme. Aproveché para empezar a leer su libro: “Hablar con el cuerpo”, fuente de inspiración para mis talleres y sesiones de Risoterapia y expresión corporal.

Hace un año, fui observadora de la 20ª promoción del postgrado TCI, del cual aprendí mucho a nivel grupal y personal. De tanto en tanto Luis me pide que me haga cargo yo y dinamice sus clases abiertas de los jueves. Me gusta la confianza que Luis deposita en mí.

 

Han pasado siete años de mis primeros movimientos corporales con Luis, esa rueda de expresión corporal, esos ejercicios de conciencia corporal, bioenergética, contacto con tacto, aprendizaje y observación… y sigo yendo a sus clases los jueves, es “mi tarde” y me gusta compartirla con él.

Susana Sanchis¿Quién es ese hombre?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *